PEELING CARBÓN ACTIVO (LÁSER)

vcarbonsistem-730x338_edited.jpg

El peeling de carbon activo, cuyo éxito radica en los beneficios de la acción del láser sobre una mascarilla de carbón, es ideal para exfoliar la piel, limpiar impurezas y cerrar el poro, así como para alisar la piel y reducir arrugas.

CÓMO FUNCIONA?

  1. Polvo fino de carbón
    Este polvo de carbón tiene la capacidad de absorber la suciedad de las profundidades de los poros. También puede actuar para reducir la inflamación del acné y exfoliar la piel.

  2. Láser
    El láser rompe el polvo de carbón, llevándose consigo cualquier tipo de contaminante que haya absorbido. Las partículas de carbón son muy pequeñas, y son capaces de penetrar en los poros y lugares de difícil acceso, lo que permite que el láser entregue de manera efectiva su energía a estas zonas seleccionadas.

 

¿EL TRATAMIENTO ES DOLOROS?

El láser se siente como una suave sensación de "hormigueo caliente" en la piel y no es doloroso.
 

 

Es perfecto para pieles mixtas, grasas y para las personas alérgicas a los ácidos de los peelings convencionales, pues se realiza con una mascarilla de carbón que, por acción de los disparos del láser, se vaporiza y elimina las capas superficiales de la piel, lo que se traduce en una renovación celular. Cierra los antiestéticos poros (su acción bactericida elimina la suciedad), tensa la piel y es muy eficaz contra el acné.